ESCOLA IMAXINADA

Educar a través da arte

 
  • escola imaxinada

Referentes: Lotte Reiniger

Actualizado: abr 24

Charlotte Reiniger (1899-1981) foi unha cineasta alemá (posteriormente nacionalizada británica), famosa polas súas películas de animación con siluetas, especialmente a longametraxe As aventuras do príncipe Achmed (1926), a primeira longametraxe de animación da historia que se conserva, e que se pode ver íntegra nesta ligazón.

Cultivou a arte das siluetas recortadas e logo animadas fotograma a fotograma, inspirada no teatro de sombras chinescas. Cunhas tesoiras e papel negro era capaz de crear universos e criaturas marabillosas. Polas súas películas de animación, case sempre dirixidas ao público infantil, sempre sobre argumentos de raíz popular, recibiu un gran recoñecemento na súa época. A súa maxia reside na imperfección, no «feito a man», nas limitacións técnicas e na factura artesanal, que deixaba a maxia á imaxinación do espectador.

Da súa biografía queremos destacar a súa experiencia pedagóxica. En 1922, Lotte Reiniger e o seu marido, Carl Koch, traballaron nunha pequena escola privada na que o material de estudo era feito polos propios nenos e nenas. Este modelo educativo aplicárao o banqueiro de Berlín Louis Hagen no xardín da súa casa de Potsdam para os seus 5 fillos e 10 fillos de veciños. Louis Hagen contratou a Lotte Reiniger e Carl Koch para esa escola e financioulles, a cambio, un pequeno estudo próximo no que se construíu unha mesa de animación onde se fixo a película As aventuras do príncipe Ahmed.


Charlotte Reiniger (1899-1981) fue una cineasta alemana (posteriormente nacionalizada británica), famosa por sus películas de animación con siluetas, especialmente el largometraje Las aventuras del príncipe Achmed (1926), el primer largometraje de animación de la historia que se conserva, y que se puede ver íntegro en este enlace.

Cultivó el arte de las siluetas recortadas y luego animadas fotograma a fotograma, inspirado en el teatro de sombras chinescas. Con unas tijeras y papel negro era capaz de crear universos y criaturas maravillosas. Por sus películas de animación, casi siempre dirigidas al público infantil, siempre sobre argumentos de raíz popular, recibió un gran reconocimiento en su época. Su magia reside en la imperfección, en el «hecho a mano», en las limitaciones técnicas y factura artesanal, que dejaba la magia a la imaginación del espectador.

De su biografía queremos destacar su experiencia pedagógica. En 1922, Lotte Reiniger y su marido, Carl Koch, trabajaron en una pequeña escuela privada en la que el material de estudio era hecho por los propios niños y niñas. Este modelo educativo lo había aplicado el banquero de Berlín Louis Hagen en el jardín de su casa de Potsdam para sus 5 hijos y 10 hijos de vecinos. Louis Hagen contrató a Lotte Reiniger y Carl Koch para esa escuela y les financió, a cambio, un pequeño estudio cercano en el que se construyó una mesa de animación donde se hizo la película Las aventuras del príncipe Ahmed.


45 vistas
 
 

Contacto

 
 

©2020 escola imaxinada