• escola imaxinada

Un disfrace feito con case nada / Un disfraz hecho con casi nada

Actualizado: 28 feb



Chegou o Entroido, e con el unha das actividades que se adoita levar a cabo coas crianzas é a elaboración dun disfrace. Non obstante, moitas veces a presión por un resultado “bonito” desde a convención adulta fai que finalmente elixamos disfraces moi elaborados nos que os nenos e nenas non participan e acaban sendo feitos polas familias.


É importante recordar que o obxectivo da elaboración dun disfrace é o de potenciar os procesos creativos, non converter aos nenos e nenas en meros receptores pasivos dun produto realizado polas persoas adultas. A infancia ten o dereito a expresarse creativamente desenvolvendo unha experiencia estética propia que parte das súas experiencias, habilidades e preocupacións.


Nesta proposta elaboramos unha máscara do entroido empregando unicamente dous materiais: papel de periódico e grampas. O enunciado que presentamos ao noso alumnado, futuros mestres e mestras, foi o seguinte: “Non temos recursos materiais, pero si imaxinación e creatividade que debemos desenvolver coa infancia. Podemos elaborar unha máscara do entroido con case nada?”


Buscamos papel de periódico e grampas e pouco a pouco iniciaron cadansúa máscara. A exploración a través do xogo cos materiais permite desenvolver procesos da mesma forma que observamos nos procesos de experimentación de artistas e deseñadores.


Son ademais máscaras de gran beleza porque, como nos ensina a natureza, a beleza reside en integrar os procesos creadores co equilibrio dos materiais. Pero ademais, son creacións moi valiosas porque son o resultado da nosa experiencia, e por tanto abren a porta a aquilo que debe ser un dos obxectivos da educación; darnos ferramentas para imaxinar e crear máis alá dos clichés imitativos e axudarnos a descubrir a nosa forma de ver e expresar.


 

Un disfraz hecho con casi nada


Llegó el Carnaval, y con él una de las actividades que se suele llevar a cabo con las criaturas es la elaboración de un disfraz. No obstante, muchas veces la presión por un resultado “bonito” desde la convención adulta hace que finalmente elijamos disfraces muy elaborados en los que los niños y niñas no participan y acaban siendo hechos por las familias.


Es importante recordar que el objetivo de la elaboración de un disfraz es el de potenciar los procesos creativos, no convertir a los niños y niñas en meros receptores pasivos de un producto realizado por las personas adultas. La infancia tiene el derecho a expresarse creativamente desarrollando una experiencia estética propia que parte de sus experiencias, habilidades y preocupaciones.


En esta propuesta elaboramos una máscara del carnaval empleando únicamente dos materiales: papel de periódico y grapas. El enunciado que presentamos a nuestro alumnado, futuros maestros y maestras, fue el siguiente: “No tenemos recursos materiales, pero sí imaginación y creatividad que debemos desarrollar con la infancia. Podemos elaborar una máscara del carnaval con casi nada?”


Buscamos papel de periódico y grapas y poco a poco iniciaron su respectiva máscara. La exploración a través del juego con los materiales permite desarrollar procesos de la misma forma que observamos en los procesos de experimentación de artistas y diseñadores.


Son además máscaras de gran belleza porque, como nos enseña la naturaleza, la belleza reside en integrar los procesos creadores con el equilibrio de los materiales. Pero además, son creaciones muy valiosas porque soy resultado de nuestra experiencia, y por tanto abren la puerta a aquello que debe ser uno de los objetivos de la educación; darnos herramientas para imaginar y crear más allá de los clichés imitativos y ayudarnos a descubrir nuestra forma de ver y expresar.

529 visualizaciones0 comentarios