top of page
  • escola imaxinada

Somos un blog libre de purpurina

Actualizado: 10 dic 2022


A purpurina fabrícase a partir de láminas de plástico e emprégase moitas veces nas escolas para facer as denominadas "manualidades" (tamén é moi habitual na industria cosmética). En moitos colexios podemos atopar botes con purpurina para pegar nos debuxos dos nenos e nenas, especialmente na época do Nadal, sen ser conscientes dos perigos deste material para o noso corpo ou a nosa contorna.


A purpurina é un microplástico, e como todos os microplásticos acaba no medioambiente porque tardan centos de anos en degradarse. Denomínanse así a aqueles plásticos que teñen unha lonxitude de menos de cinco milímetros e na actualidade xa poden atoparse en todos os océanos do planeta, desde a superficie ao leito mariño. Consómenos o plancto, os peixes, o marisco, as aves e outros organismos mariños. Estes fragmentos acumúlanse nos estómagos de numerosos seres vivos e poden facer que morran de fame.


Os científicos están cada vez máis preocupados polos seus efectos, tamén nos seres humanos e piden a súa prohibición. O 83% da auga da billa no mundo ten microfibras plásticas. En 2020 un grupo de científicos atopou microplásticos na placenta humana e este ano, por primeira vez, un estudo acaba de descubrir microplásticos no leite materno humano.


Cando traballamos coa infancia tratamos sempre de usar materiais naturais (carboncillos, lapis, papeis, cartóns, etc.) e evitar materiais contaminantes, como a purpurina ou a goma EVA, tal como vimos noutra entrada. Debemos ser conscientes de que a infancia ten que empregar nas suas creacións materiais que non poñan en perigo a súa contorna nin o seu futuro.


 

Somos un blog libre de purpurina


La purpurina se fabrica a partir de láminas de plástico y se emplea muchas veces en las escuelas para hacer las denominadas "manualidades" (también es muy habitual en la industria cosmética). En muchos colegios podemos encontrar botes con purpurina para pegar en los dibujos de los niños y niñas, especialmente en la época navideña, sin ser conscientes de los peligros de este material para nuestro cuerpo o nuestro entorno.


La purpurina es un "microplástico", y como todos los microplásticos acaba en el medioambiente porque tardan cientos de años en degradarse. Se denominan así a aquellos plásticos que tienen una longitud de menos de cinco milímetros y en la actualidad ya pueden encontrarse en todos los océanos del planeta, desde la superficie al lecho marino. Los consumen el plancton, los peces, el marisco, las aves y otros organismos marinos. Estos fragmentos se acumulan en los estómagos de numerosos seres vivos y pueden hacer que mueran de hambre.


Los científicos están cada vez más preocupados por sus efectos, también en los seres humanos y piden su prohibición. El 83% de las aguas del grifo del mundo tienen microfibras plásticas. En 2020 un grupo de científicos encontró microplásticos en la placenta humana, y este año por primera vez, un estudio ha descubierto microplásticos en la leche materna humana.


Cuando trabajamos con la infancia debemos de tratar de usar materiales naturales (carboncillos, lápices, papeles, cartones, etc.) y evitar materiales contaminantes, como la purpurina o la goma EVA, tal como vimos en otra entrada. Tenemos que ser conscientes de que la infancia tiene que utilizar para sus creaciones materiales que no pongan en peligro su entorno ni su futuro.



716 visualizaciones0 comentarios
bottom of page